Black Mamba: Del amor, el sexo, el erotismo y otros demonios...

lunes, julio 17, 2006

Del amor, el sexo, el erotismo y otros demonios...

Me encanta la sexualidad... me encanta el sexo entendido no solamente como "tirar" sino como ese "juego" entre las personas que se gustan.. me encanta el erotismo, porque no es cochino ni perverso, ni escandaloso, es bonito, es absolutamente encantador.. me encantan las miradas insinuantes y, en ciertas ocasiones, incluso las atrevidas.. me encanta sentir la piel, es algo demasiado increíble, como lo es también el hecho de sentir ese escalofrio raro o las famosas "mariposas" en el estómago..
Es genial jugar con las palabras, con los ojos, con las manos .. genial tocarse sutilmente de un momento a otro y hacerse el huevon.. increíble el momento previo a un primer beso, esa tensión excitante y mirar a los ojos y mirar los labios del otro y de nuevo a los ojos y estar a un centímetro... aboslutamente delicioso! Geniales las llamadas de media noche e incluso mejor, los mensajitos a esa hora...
Buenísimo también hablar de cualquier cosa, cualquier bobada, hasta de maternidad de gallinas y que eso valga huevo xq realmente se está pensando en las ganas tan absurdas que se tienen de darle un beso al huevon que también está pensando eso y que le acaba de rozar la mano sutilmente cuando botó la ceniza en el cenicero...
Me encanta la energía que hay despues de tirar, xq uno ya no es el mismo, está desnudo, así haya o no amor, uno está desnudo y su alma, de alguna manera, también.... y sentir eso es bonito, es rico.. y hablar como si no hubiera pasado nada, estando en pelota, también es muy rico...
Es del putas tambien cuando de repente, sin querer, a uno se le escapa un "te quiero", el primero.. y se crea una tensión interesante, una sensación interesante.. y es bien saber que uno no la cagó y que de repente, ni idea cómo, todo va a estar increíblemente bien y que no va a importar nada más...

25 Comenten

Blogger el_Dani said...

Vea pues!
Me recorrió un escalofrío, me hizo recordar vainas que se sienten muy bien, cosas que se han olvidado por andar buscando "la serenidad" pero que hps, la serenidad es esa paz que ud describe, la tensión, el juego.
Que buena vaina.

Se cuida.

12:38 a. m.  
Blogger empty_entry said...

Bien dicho, Lina Q.
Aunque yo no los llamaria "demonios". Son cosas necesarias en la vida de uno. Y totalmente de acuerdo con esas cosas que uno siente en esos momentos.
Con eso de estar desnudo, como habia dicho antes, es rico para mi, pero creo que es muy tragico para el resto del mundo. :)
Y otra cosa en la que estamos de acuerdo. Ninguno de estos demonios son cochinos o perversos! Son cosas que yo estoy seguro mucha gente piensa a menudo, pero pocas veces divulgan. (Una de las razones por la que empeze mi blog).
*hugs*

5:50 p. m.  
Blogger empty_entry said...

Se me ocurrio...
Como cuando uno toca rodillas con alguien bajo una mesa y uno se pregunta, "fue a proposito?" y mejor cuando la rodilla vuelva y se queda tocando, y la conversacion sigue normalmente con todos los participantes sobre la mesa.
:)

5:55 p. m.  
Anonymous Patton said...

Es lo máximo, si.

Y eso que ustedes tienen la piel mas suave.

7:43 p. m.  
Blogger MariaPaulaL said...

jajajaja uy que video, creo que me gusto mucho este post sobre la energia del tirar, aunque eso si,debiste ser mas profunda en cuanto a lo de la maternidad de las gallinas, ese tema si que me inqueita, al igual de el hombre (o transexual)que te motiva a escribir asi.

11:47 a. m.  
Blogger Lady Godiva said...

Hay dias que somos tan lubricos tan lubricos....

Que arrechera en la que ando, no puedo dormir, hace demasiado calor y esta ciudad no esta preparada para la fievre del verano. Y nosotros, tan caribes, tan solos en el mundo.... que desasosiego, que necesidad de sentirnos acompanados, de hacer comunion y participar en algo mas grande. esta noche llega mi Nando, lo llame porque tengo el corazon hinchado (hay gente que le llama booty call)... pero tambien e sque estoy sobre esa linea aguda entre la dicha, y el malestar del desamor.

5:06 p. m.  
Blogger Sir_Gawain said...

Siempre he pensado que la capacidad humana de estar en celo todo el tiempo es lo que verdaderamente nos hace distintos del resto de los animales. y pienso que no puede ser mejor.

5:46 p. m.  
Anonymous Kam said...

(tomado de la revista Carrusel)
"Abrazar sudado me da calor"
-Gonzalo, 38 años

11:22 p. m.  
Blogger Goggins Godot said...

Una vez los hijos de Miguel Antonio Caro jugaban sobre su cama mientras su padre (el gran Miguel Antonio que era un pozo sin fondo de erudición) tomaba una siesta… en medio de tanta patanería, los hijos de Miguel tumbaron a su padre de la cama estando este, como ya dije, dormido.

Levantándose el Doctor Caro enardecido por tal agravio y lleno de una ira que prometía nada menos que una buena tanda de correazos, uno de sus hijos (el mas agudo y listo, me imagino) supo de inmediato que lo único que podía salvarlo de tal destino era una pregunta sobre lo que su padre era mas dilecto, curioso y estudioso. Supo entonces el infante que solo una pregunta de filología/ semántica podía sacarlo de este predicamento y dijo casi de inmediato:

“- Papa… ¿Cual es la diferencia entre estar dormido y estar durmiendo?”.

A lo que Miguel respondió:

“- La misma que hay entre estar jodido y estar jodiendo”.

Este relato solo para significar una sola pero definitiva cosa: No es lo mismo tirar y hacer el amor, la energía de la que habla la autora del Post es distinta entre una y otra cosa. La energía de resulta de hacer el amor es nada menos que el amor en si, la desnudez, el cariño y la ternura que produce la presencia en igualdad de condiciones de la otra persona, eso es lo que vale la pena. La energía que resulta de tirar es la energía imperiosa de salir de la habitación de la manera mas rápida posible para reproducir el relato a amigos y familiares o para olvidar el episodio por la razón que sea.

Saludos cordiales,

Común.

11:41 p. m.  
Anonymous POL said...

Sobre todo esto yo opino:
Ehm sí, concuerdo, creo.

12:13 a. m.  
Blogger Lewinski said...

Y sin embargo...

7:37 a. m.  
Blogger Andrés Arbeláez said...

el sexo debe ser salvado...

el occidentalismo le ha dado la fama "de trivial", a algo que no puede ser, debe ser, o sera... trivial...
tu eres una de las personas "guerreras del buen sexo", tienes la sensibilidad necesaria para darle el valor mistico, espiritual y carnal.... a esa vaina tan bonita..

todo lo sexual es algo inquietante, explorable, enriquecedor....
es una forma de crecer con un compannero....,

me encanto como te expresaste, fue algo muy sincero...

te quiero

10:40 a. m.  
Anonymous John Restrepo said...

El otro dia me toqué jugando world of warcraft

5:27 p. m.  
Blogger Feñomeno said...

Sip, nada mejor que el momento antes de un beso, bueno lo que viene despues tambien, pero esos pequeños momentos que tan bien describes son impagables, maravillosos, inolvidables...

Bss endemoniados,

5:23 p. m.  
Blogger El Cuajinais said...

Bacanísimo este post!

Pero sobre todo es bacanísimo encontrar a las personas que nos despiertan todas esas vainas (porque obviamente esos 'circuitos no se activan igual' con todas...)

Qué vaina, ya me hiciste querer re conseguir cierto teléfono...

6:57 p. m.  
Blogger Juliana said...

mmm qué buena descripción. No hay nada como el ambiente extraño e inusual que hay antes y después del sexo, inclusive en sólo un beso...en una caricia, todo lo que hay detrás, en la mente de los dos, en cada uno de los cuerpos...
Cómo extraño todo eso...

11:02 p. m.  
Blogger alcabanzo said...

No logro recordar si al fin dejé el mensaje que iba a dejar acá, y ni siquiera recuerdo porqué terminé acá. No busqué "sexo" ni "erotismo" en Google, aso sí. El punto es que... la pornografía es el erotismo de los pobres, si, era eso.
Ah si. Y tal vez algo sobre Bogotá y lo ¿del putas que era? Lee mi post, sólo faltan cuatro o cinco cosas para que sea perfecta...

11:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por otro lado, un recuerdo erótico, el más erótico de mis últimos meses. Había una chica hermosa, morena, cual Pocahontas, con

una de esas minifaldas que usan hoy en día y una camiseta pequeña. Nos mirábamos de reojo. En un momento le hablé, su amiga llegó

de pronto y la arrebató de mi lado, creo que iban al baño (¿por qué las mujeres van siempre juntas al baño?); es decir, me

ignoró... supuse. Luego, estando sentado por ahí, mareado con la velocidad de los bits, resultó que sus cosas estaban a mi lado;

se acercó a mirar algo. «Pensará que la voy a chalequiar» supuse.
Se inclinó un poco, tensionando sus piernas cobrizas, firmes, y revelando un vientre perfecto; casi desnuda, sin mirarme un

segundo pero sabiendo que yo la miraba. ¡Occidente inventó la manera de que las mujeres lo muestren todo estando absolutamente

vestidas! En un momento pensó que quizás alguien detras de ella podría estar mirándola y se llevó, con sorpresa, su mano

izquierda hacia el borde de la falda mientras se erguía apresuradamente.
«¡Así que no es una exhibicionista!». Me dije. Definitivamente quiere que yo la vea.
En ese momento Diana me hizo señas a lo lejos. Tuve que irme.
Luego se acercó a bailar donde yo estaba.
—Me dejó con la palabra en la boca— le dije en tono de reclamo.
—¡Para nada! ¿Qué me decías?
—Tu nombre.
—Valentina.
No pasó más. Inmediatamente después nos fuimos ante la orden de mi pareje esa noche -ignoro si Diana se dió cuenta de algo- y no supe más de ella. No teléfono. No dirección. No casa, estudio gustos, si iba o no frecuentemente a ese sitio, nada.

Ninguna seña. Sigo fiel a pesar de todo. Será volver al bar esperando verla de nuevo. Eso fue erótico.

Venero

11:46 p. m.  
Blogger El Cuajinais said...

Qué bacano ese último comentario

4:17 p. m.  
Blogger Gosaki_Hideyoshi said...

Wow. pero...

12:57 a. m.  
Anonymous Luli said...

Simple y sencillamente excelente!!
Aplausos!!
Saludos desde Argentina

3:57 a. m.  
Blogger miss k said...

me acordé y me sonrojé del gusto mientras leía esto y me acordaba de un jueguito anoche

2:50 p. m.  
Blogger NITOXXX said...

jjmmm (suspiro)

12:14 p. m.  
Blogger Lucho said...

El olor, no se puede olvidar el olor
que no es olor a sexo, es olor a confianza, a complicidad
no es siquiera el olor del otro, es uno único que solo existe en medio de estas dos personas, nunca más lo percibiras en tí ni en otra(o), es tan propio
irrepetible
justo en ese momento que no queda ni un vestigio de Boss, Channel, Tommy, Ebel, pachulí, lo que sea que se tenga preparado para ese juego, nada de nada, solo ese olor

11:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

olitha me llamo trinidad pero me dicen trini tu lo que dijiste esta muy bkn te amo mucho mucho mucho tengo 20 años y me gustaria hacerlo con tigo chaito

3:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home